"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


20 oct. 2012

05. Lux aeterna

Conocí una vez las arrugas curtidas de un marinero. Rasgaba sus ojos al hacerse realidad sus más sinceras sonrisas. Y en esas líneas varé mis miradas, soñando envejecer en lagunas templadas. Mas cegada quedé sola, suspirando recuerdos, viéndole partir sin más…

[ge minúscula]

Miro hacia lo alto y resuenan sus palabras.
Nunca supo hablar como los demás, ni tampoco vivir.
Es como si al hacerlo dejara libres a cientos de libélulas para que revolotearan hacia el infinito en busca quién sabe si de sabiduría o solamente de un gesto cómplice y benevolente.
Puntos de luz sus versos aunque ni ella misma supiera que los componía, más allá de la fascinación que despertaba en nosotros el sonido de tan bellas letras conjuntadas en un alarde instantáneo de lucidez.
Y al oírla hablar de aquel marinero me venían a la mente sus cabellos enredados en perlas de sal, sin conocerlo, sin saber si realmente existió.
No importaba, para ella había sido así y aquello era lo más transcendental de todo. Vislumbrando entre los rayos de sol los vaivenes del navío, su rostro insinuado entre las caricias del otro, y el bronceado latir de sus sonrisas.
Eco sumergido en la propia luz de este mar, de piedras y plegarias, que se eleva orgulloso ajeno a los sueños que nos duermen el alma.

9 comentarios:

  1. Vidas que viven lo que pasó.

    Sus frases contienen fui, estuve, vi, hice.

    Pero ningún estoy (estaré), voy (iré), hago (haré).

    Me da miedo llegar a ese punto en que crea que todo lo mejor de mi vida ya pasó.
    Aún me levanto cada mañana pensando que voy a vivir el mejor día de mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho, yo hago lo mismo.
      Pero hay quienes viven en un instante pasado, asombrados todavía por su claridad, o porque no esperen nada más intenso o porque les de miedo seguir adelante y asomarse al precipicio.

      Eliminar
  2. Te confesaré que me cansan.

    He tenido un pasado suficientemente pleno, pero ya está vivido. Ahora me sirve porque me ha regalado experiencia.
    Pero mi vida es la que me queda por disfrutar.

    Si alguien interesante se rira al abismo de una aventura, hay que acompañarle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cansan.
      Prefiero mil veces asomarme a la ventana y, de ahí, bucear en lo que está por llegar.

      Eliminar
    2. Coincidimos.

      Me gusta también ser el que llega.

      Eliminar
  3. La luz es una pasada en este excelente blanco y negro.
    Creo que hay mucho miedo a la aventura del futuro ...
    Bella entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu primera frase, para mí, y viniendo de ti, me la tomo como un cumplido. Mi cámara es compacta y sin accesorios y, en ocasiones, me sorprende su resultado y, también, mi ojo.


      Siempre hay miedo a lo que está por llegar, no nos gusta pisar el barro modevizo.

      Eliminar
  4. La foto, maravillosa, y el texto muy poético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elvira. Mi modesta contribución a la belleza de la iglesia.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...