"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


21 nov. 2012

12. A escote

[ge minúscula]

Espai entre els pits i la brusa,
penya-segat de marbre de l’escot,
congost incandescent!, i la mirada:
els falcons dels ulls llançats a pic
vertiginosament cap als castells
dels cims dels dos turons tan bells:
ah, fer-hi guàrdia tota la nit,
elevar-ne les torres fins al crit,
morir-hi de goig a l’alba...




Fragmento de Escuma i turbulència, de David Jou

20 comentarios:

  1. Uno: Ese escote es fantastico.
    Dos: Me gustan los escotes.
    Tres: Ese escote es fantastico.
    Cuatro: Si, la mirada suele escaparseme hacia els turons.

    ...y lo genial que es separar la tela y liberar....

    Vale, me callo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y lo genial que es sentirse admirada y saber que el tiempo hasta que llegue la liberación de la tela va a ser muy corto...

      Eliminar
    2. genial (con g minuscula) ese momento en que "sabes" que puedes apartar la tela y descubrir el tesoro.

      Eliminar
    3. supremo "saberte" tentación para el otro.

      Eliminar
  2. Sin duda muy provocador... abrazos miles!

    ResponderEliminar
  3. Lo he traducido en Google porque no sabía lo que quería decir tus letras:


    "Espacio entre los pechos y la blusa,
    acantilado de mármol del escote,
    desfiladero incandescente!, y la mirada:
    los halcones de los ojos lanzados a pico
    vertiginosamente hacia los castillos
    las cumbres de los dos cerros tan bellos:
    ah, hacer guardia toda la noche,
    elevar las torres hasta el grito,
    morir de gozo al amanecer ..."



    Tocar con la mirada un escote para acariciarlo entre las pupilas del amanecer, besar su piel y acurrucarse entre su tacto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un espacio único el escote, con una sensualidad propia e intrasferible. Cada observador se pierde en su propia contemplación.

      Eliminar
  4. Fiel seguidora de los escotes,
    los exploto tanto com el "buen hacer" me lo permite.
    Me encanta la sensación que me produce primero su mirada,
    luego su dedo siguiendo el camino de sus ojos
    y finalmente su boca
    cuando besa el hueco que es suyo desde hace tanto tiempo ya.

    PD. El título me tiene mareada, hay que ver la influencia que puede tener una preposición.

    Besos encantados, como siempre un gusto visitar tu espacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribes poesía en cada renglón del sentimiento.
      ¡Cómo te envidio!

      Eliminar
  5. Me gustan los escotes.
    Y me fascina que él lo mire y lo disfrute.
    Hay todo un mundo en ese espacio.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Coincido con los comentarios anteriores: un buen escote es de lo más sugestivo y provocador; será que no lo tengo :) y éso hace que lo desee, teniendo en cuenta que me atrae el sexo masculino...

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi escote tampoco es magnífico pero me gusta sugerirlo, a no todo el mundo le gusta lo mismo ;)

      Eliminar
  7. con la excepción de la poesía de Gabriel Ferrater el resto de poesía en catalán apenas me dice nada. este poema es realmente precioso. enhorabuena al autor.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David Jou es físico y también poeta, y tiene una sensibilidad muy particular. Te lo recomiendo.

      Eliminar
  8. Ya he vuelto a acer en mi faceta voyeur...
    El espacio que hay entre los pechos de una mujer merece mucha poesía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta creer que esa poesía la merecen todos los pequeños detalles, incluido el espacio que devoran los ojos al recalar en el escote.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...