"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


29 nov. 2012

14. Motas negras en fila india

Toc, toc,… toc, toc,…
Papá, ¿qué haces?
Matar hormigas.
Aquí no hay hormigas.
Bueno.

[Tengo una fila de hormigas, de |avier]
  
El padre de M mataba hormigas con el bastón. Balanceaba verticalmente su arma de madera y repicaba el suelo ahuyentando el polvo del camino. Sentado en el banco del parque, asomaba los ojos en parapente, sobre el terreno, para contemplar la matanza y, aunque su expresión era siempre la misma, al recostarse de nuevo, lo sabías satisfecho. Al cabo de un rato, al recordar tan ínfimos paseantes, volvía a sacudir la tierra.

El padre de M también mataba hormigas en casa del médico. Allá sus golpes entretenían al resto de pacientes e irritaban los nervios de M, a partes iguales. Ella le hablaba de los vecinos que vivían en el piso de abajo y él se reía como un niño, provocando en el corazón de M una extraña nostalgia. Como si hubieran vuelto a jugar juntos después de los años.

Toc, toc,… toc, toc,…
Papá, ¿qué haces?
Matar hormigas.








El padre de M mataba hormigas que sólo él sabía que existían.


10 comentarios:

  1. Quizás otros no la veían... excelente post!
    Te dejo un abrazo, buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Tan surrealista como hermoso, querida amiga.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Surrealista pero cierto. El padre de M era un señor entrañable.

      Eliminar
  3. que dirán en el hormiguero que asombrados le observan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cualquiera sabe! Necesitaríamos un auténtico explorador de hormigueros para descubrirlo.

      Eliminar
  4. Espléndido. Como los gatos persiguen espíritus con la mirada, y tantas otras cosas que no sabemos ver por mucho que miremos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alalai, miramos y miramos y... un mundo se nos escapa en cada pestañeo.
      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  5. hay personas que "tienen" la suerte de vivir más de una vida.
    preciosa la risa de alguien al que se ama cuando estás atesorando momentos que luego vas a necesitar.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes! se atesoran los instantes, e incluso sabemos reconocer dónde los guardamos, por eso son los primeros en saltarnos al corazón cuando menos lo esperamos

      Eliminar
  6. El sabe que están ahi.
    ¿Que importa que los "demás" no sepan ver?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...