"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


19 dic. 2012

18. Una tarde de frío cualquiera

[Exodus 1 –India, de Josef Hoflehner]

Mi mundo tal y como lo conocía ya no existe. El paso del tiempo ha ejercido sobre él y también sobre mí cambios reconocibles e inamovibles.
Girando en la inercia diaria, asumiendo las obligaciones que colman mi vida, todo se modifica. Pero no soy consciente de ello hasta que el más insignificante de los detalles detiene la rotación establecida, las nubes se disipan y la evidencia, como la gran reina madre que es, se hace patente y golpea mi distraída conciencia.
Mi rumbo, me doy cuenta entonces, difiere del de mi gente por completo. Nuestras prioridades son dispares, y esa distancia que siento ante ellos me obliga a preguntarme hacia dónde voy, y en qué punto se bifurcaron los caminos.

Hay un momento para cada cosa, es cierto. Mas creo que mis tiempos y sus cosas no coinciden en nada con los de los demás. Quizás, y sólo es una posibilidad, no estuve atenta cuando debía estarlo. Y por eso vago más que transito, con la sensación incierta, y a vez, prometedora, de que algo está por suceder, algo que proporcionará de nuevo, a mi existencia, el sentido del cual ahora parece falta.



12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y si conviene, cambiar el paso una y cien veces.

      Eliminar
  2. doblar la esquina con la esperanza de encontrar la esperanza y si no hay nada caminar hacia la próxima...esperanza.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, siento vértigo. Mi duda al doblar la esquina será siempre si esa esperanza que parece esperarme con cara distraída, me espera realmente a mí.

      Eliminar
  3. El propio rumbo es lo esencial.

    Una vez que se sabe hay que lanzarse por el. Todo lo que sea evitarlo es erroneo.

    No hay que vivir con codigos ajenos, solo tenemos una oportunidad y hay que hacerla lo mas gozosa que sea posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adam, quizás mi problema sea que me paro a pensar en el rumbo, que me detengo a analizarlo y no paro atención a algunas partes del recorrido.
      Pero creo que todo el proceso es necesario.

      Eliminar
  4. Cada cosa en su momento. La mirada perdida en su espacio, miraba sin ver, a través de la ventana, el ajetreado movimiento que le ofrecía la vista. Personas arriba, abajo, entrecruzándose; vehículos de todo tipo arriba y abajo, siguiendo unas direcciones señaladas por el bien de sus vidas. Y ella; ella ¿qué dirección debía tomar?
    La mirada perdida en el espacio pero encontrando en su espacio, la mente de ella, las cosas, la situación que en aquel momento, quizás, no coincidía en su futuro.
    Se sintió como, sin serlo en genero, Mister Arkadin.
    Por su espacio, mente, se cruzó la bonachona cara de Orson.
    Buena idea, se respondió ella misma. Contrataré a Van Stratten para reconstruir el pasado, mi pasado.
    Orson Wells reía tras el cristal, no de ella, sino de la idea.
    Nos vemos en La Taverna del Mar, para rememorar esos momentos donde dejamos nuestras huellas en la ensenada de Sant Pol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holden, no puedes saberlo pero existe esa taberna, no en Sant Pol sino en Sitges. Y aunque desde mi mesa del fondo no se veía muy bien la calle, soñaba con las estampas antiguas del pueblo que colgaban de sus paredes.
      Si al mirar hacia la puerta hubiera intuido a Orson, habría salido tras él, a por tu risa...

      Eliminar
    2. Mi risa siempre la encontrarás bajo la sonrisa de tus labios, bien en la Taverna del Mar, que sí existe, en Sant Pol de Mar (donde se rodaron algunas escenas de Mr. Arkadin) bien paseando por el Moll de la Ribera,en la Blanca Subur, platicando esas estampas de ayer.
      Salir tras Orson Welles, le darías alcance en horas, después recorrer una distancia considerable desde tu atalaya del mar. Llegando a Ronda, solo tienes que acercarte a la finca El Recreo de San Cayetano de Ronda. Sus cenizas, quizás pululen en círculos en el pozo de la hacienda del rondeño torero, Antonio Ordoñez.

      Eliminar
    3. Te has ido, como acostumbras...

      Eliminar
  5. Ahora hablas de "tempi"... Siempre algo está a punto de suceder. El milagro de algo que se despliega en el tiempo, que precisa del tiempo para ser una y mil veces aquello que soñó una mente y consigó cuidadosamente en un papel pautado. Tenemos que ser fieles a nuestro propio tiempo. Hay algo tal vez inevitable en el devenir de los acontecimientos. Me gusta pensar en eso como la historia del corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Antonio, en ese papel pautado quedó consignado algo, hace mucho tiempo, que en estos días "milagrea" sin razón aparente...
      Soy fiel a ese devenir inevitable, me gustan las sorpresas y mi corazón las agradece.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...