"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


24 dic. 2012

19. De lápiz y papel

[Chritsmas Tree, de BMA Library]

En su casa, el pesebre vivía todo un año en una caja de zapatos. El rebaño de ovejas que su padre fue coleccionando, pastaba acumulando polvo sobre el bufet. Y algunos adornos enroscaban sus brillos en la lámpara del comedor. Pero nunca hubo un árbol, nunca. Imposible entre aquellas cuatro paredes agujereadas con puertas y ventanas.
Y aún así, M empezó a echarlo de menos la primera navidad que pasó en su piso, aquella en la que un alce de trapo, con pasaporte de Alaska, cogió un avión y se instaló en el cuarto de invitados.

Desde entonces ha fantaseado con la posibilidad de entregarse para siempre a uno. Cubrirle el pie con regalos. Elegir el lucero más remoto para su cima. Y brindarle poemas que más tarde colgaría de las ramas.
Sin embargo, este año, ha zigzagueado su figura en el día 25 de la agenda, con la siguiente anotación:
Llega el invierno
dentro de ti
busco flores.*

Su padre no va a estar para enseñárselo.





* Haiku de Berta Arribas Arnaiz

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Juan Antonio. Con un montón de besos.

      Eliminar
  2. Que la magia de la navidad llene tu vida de amor, tu corazón de alegría, y que todos tus sueños se hagan realidad en el nuevo año que va a comenzar. Felices fiestas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, lo mejor también para ti.
      Besos mil.

      Eliminar
  3. Dejó el pesebre entre las cuatro paredes de cartón.
    Acarició, como si se tratara de su mirada, de su voz ausente, de su sonrisa perdida,
    el rebaño de lana con que su padre abrigaba el tiempo vivido entre ella.

    Entre paréntesis, asomaba una nube caricaturesca.
    Violet, la madre;
    y la propia existencia de la hija.
    Su padre, ausente, llamándola a la calma.

    Entre agrietadas paredes
    limaduras de polvo
    esparcen su polen
    en mis días.

    Un año duro, aquel 2011 y un Febrero con llanto este 2012. Que el 2013 reviva el pesebre feliz en tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que M fue en busca de calma. Entre el agrietado maquillaje, algunas lágrimas lamieron el dolor...

      Eliminar
  4. Las navidades nos suelen traer el recuerdo de quién falta...hasta que esa ausencia ya es costumbre. Pero eso no importa la primera vez. No importa ahora.

    Nunca me rodeo de arbol o pesebres. Desde hace décadas llamo a este periodo de tiempo vacaciones. Imposible no enterearse de que es navidad, las gentes, los ayuntamientos con sus luces, todo te lo recuerda. Pero les hago el mismo caso que a quienes quieren dirigir mi vida hacia la normalidad.

    Bonito arbol, hermoso casi haiku (7-5-7)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será porque no me fijo pero, en esta ocasión, veo menos brillos, menos oropeles.

      Eliminar
  5. Ojalá el brillo vuelva a aparecer en tu vida. Existen esas malas temporadas que parece serán perpetuas, por suerte no es así.
    Te deseo lo mejor
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer verte por mi espacio, de verdad.
      Y ojalá ese brillo reaparezca, sea del tipo que sea.
      Feliz año!!

      Eliminar
  6. Hay muchas formas de celebrar la Navidad porque puede que lo más valioso sea continuar con cierta ilusión y alegría.

    Feliz 2013 en buena compañía.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, hay mil formas de celebrar estos días. Yo este año estreno una de ellas, y por el momento me va de perlas.

      Lo mejor también para ti en el 2013.
      Besos mil.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...