"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


30 dic. 2012

20. La marca en el calendario

[Clothes and clouds, de ana-ldr]

En el buzón sólo habitan facturas y chillones reclamos de atención. Pero hubo un tiempo en que ese buzón escondía collares de nácar, retahílas dilatadas en el espacio de nuestro encuentro fortuito, dulces caramelillos para apaciguarnos la ansiedad de los días.

Pero de nuevo florece el papel de carta, otra vez la piel de celulosa contiene el verbo de tus sueños. Y en ellos reclamas mi presta atención. Y en ellos busco mi ubicación perfecta.
Recojo el tesoro de tus manos y corro escaleras arriba, a mi azotea de los viernes, y entre el blanco nuclear que ondea sobre fondo azul cristalino, mi alegría emborrona lágrimas minúsculas de tinta que no impiden los deseos de este corazón desbocado.

Escribes y leo.
Lees y escribo.
Y el tiempo arrincona musarañas, viejos discos de vinilo y platos desconchados, siendo nuestro reloj de arena tostada al sol.
En la contestación que te envíe irán las precipitaciones de estos meses, el viento recogido en tu ausencia y el a(calor)orado dibujo de un beso.


15 comentarios:

  1. Hay fechas del calendario que hacen que nuestra cabeza se llene de recuerdos de quienes no estan.

    Entonces, los que estan quedan en segundo plano, en pausa.

    Ayns, ¡como añoramos lo que tuvimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso no hay añoranza, sino toda la ilusión del mundo por recoger de la jaula metálica la carta que tanto esperamos.

      Eliminar
  2. no hay nada impida el deseo de un corazón desbocado.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto David, la ilusión de ese corazón lo puede todo.
      Mil besos.

      Eliminar
  3. La brisa transcurre en la ansiedad de los días, desplazando las nubes, luciendo en su extremidad, como nueva cometa, la ropa arco iris guardada entre tus manos.

    Escribes.

    Espero la respuesta escrita, esas letras amiga, que solo sabe el viento y que al calor dorado de tus besos, arden en mi boca anhelando tu llegada.

    ResponderEliminar
  4. El deseo...se hace fuego cuando se alcanza

    ResponderEliminar
  5. La ausencia siempre nos deja en mitad del frío.

    Claro que, a fuerza de ella se crean los más hermosos poemas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón Trini: en mitad del frío, sea verano o invierno.

    ResponderEliminar
  7. La voz es lo que más echamos siempre de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será por eso que nos deleitamos en oirnos de vez en cuando, siempre que la tecnología y las obligaciones nos lo permiten.

      Eliminar
  8. Me encanta leerte...a tus palabras les nacen alas y tras las lineas se escuchan murmullos y repican sonrisas, se despliegan ecos de amores plenos, cristalinos y tan... verdaderos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, a veces las verdades sinceras fluyen con la suave brisa de un recuerdo muy vivo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...