"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


25 ene. 2013

25. Arena de ampolleta




[Reloj de arena II, de Ana Castro Feijoo]


Bendito tu reloj de arena,
¡bendito digo, sí!

Sagrado, único de su clase,
Santo grial, que conserva,
el agua de la vida.
Que sólo exige, para cumplir su función,
que alguien tenga un motivo
para darle la vuelta.

Que te ha encontrado a ti,
que lo has llenado
de algo más que de arena.

A ti, que eres tormenta del desierto,
que has puesto en Él, cobardía,
indecisión, soberbia,
una margarita venenosa,
muchos tesoros, algunas bagatelas,
labios…
y un “No, no puedo”.

A ti, que deseas
dejar de darle la vuelta.

¡Bendito digo, sí!
Ese reloj de arena,
depositario de tu historia.

Pero más benditas tus letras,
mucho más sagradas...
porque conservan
tu presente y tu futuro.

Benditas sean... ¡sí!
Porque nunca encerrarán tu alma.


[poema regalo de Prosetica]


6 comentarios:

  1. Me has dejado literalmente anonadado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza nos deja anonadados, cuando sospechamos que tiene que ver con nosotros, con nuestros pensamientos y actos. Si asumimos como cierto esto último, puede que el regalo de Prosetica sea también para ti, para tu propio universo. Y si es así, creo que es la mayor alegría que me puedo llevar.

      Eliminar
  2. preciso y precioso, como todo aquello que siendo sencillo nos complica la vida.... Felicidades a Prosetica y a ti, por tremendo regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "como todo aquello que siendo sencillo nos complica la vida"

      como el regalo de tu amistad, siempre sencillo y, a la vez, rico en matices... para complicarnos en una madeja de afectos sinceros

      Eliminar
  3. Con todo mi rubor encendido, quiero reiterar que tus letras son más benditas que cualquier historia, son las de un alma que nunca será encarcelada, en arenas movedizas de mapas de lineas rectas.

    Gracias, por compatir conmigo las tormentas en el desierto.
    Por dar valor a nuestros tiempos.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puede ser de otra manera, Prosa, quedamos enlazados hace tiempo, allá por Bandah, y eso no se puede dejar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...