"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


4 feb. 2013

27. Aquí y ahora


[ge  minúscula]


Agua equivocadamente estancada.
Oleaje que resuena en los cimientos de la ciudad.
Chasquea contra las piedras el balanceo de una media luna. Y ésta se resigna a permanecer errática en el vaivén, cruje ondulante en su lecho ennegrecido.
El chapoteo de la laguna llega hasta los pies de los escalones, sembrados de musgo salvaje; y su serenata, no por repetitiva, se hace menos preciosista. El matiz de las notas secas y elegantes, sin repeticiones idénticas, evoca en los sentimentales oyentes lejanos cantos de leyenda.
Y yo, varada junto al resto de góndolas, contemplo la luna de primeros de octubre mecida por el eterno fluir de tu ausencia.




Cartas entretejidas en la dulce soledad de un pasado, al amparo de una historia que da comienzo a cada lectura. Ahora son las manos de otro las que despliegan los afectos, las que retocan el devenir de unos recuerdos que ya todos olvidaron.
Penzo, el aviador, murió joven, dejando en paz los cielos.




6 comentarios:

  1. Me gusta el ambiente intimista de este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No concibo otro ambiente mejor para narrar según qué cosas. Los sentimientos necesitan de su pausa para demostrar de qué están hechos.

      Eliminar
  2. bello, bello, bello
    No hay mejor escenario para recrear las ausencias indeseadas que la bella ciudad de Venecia; Allí sí puedes sentirte tan bucólico como te apetezca sin desentonar en el paisaje, aunque me gustaria pensar que la fuerza telúrica de esta ciudad ayudó a mitigar esa sensación de constante vaivén anclado en la pérdida...Ojalá descubras más cartas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una ciudad normal, las calles no se mueven. Peatones, coches, bicis, etc. están al mismo nivel, se mueven contigo. En Venecia hay muchos planos: las callejas estrechas, los canales hundidos, los contínuos puentes elevados, las torres vigías,... Un decorado que te hace navegar constantemente, que hace que fluyan entre la superficie y lo más recondito de tu ser aquellos sentimientos que, así mecidos, se hacen libres...

      Eliminar
  3. y.. que decir
    a veces vengo a leerte y no puedo opinar de primera leida.
    sabes?
    lo confieso
    a veces vuelvo y te vuelvo a leer detenidamente y me sorbo de a poco tus palabras
    y tu intención..
    es como beberme un vaso de agua fresca y sorber como discurren por entre mis ojos las palabras

    seguro que hasta si hablaras o pudiera escucharte
    lo disfrutaria igual...

    venecia se me hace un sitio elegante, majestuosa, un poco solemnte y alegre a la vez de dia y de noche cada cual. te da un sentido de estar y pertenecer y a la vez te arrebata sentires
    como el agua...

    justo asi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JO, tus palabras también "me arrebatan sentires"

      A mí también me pasa, eso de pasar por algún lugar y tener que regresar para empaparme bien con lo que leí o escuché, para dejar que cale y forme parte también de mi imaginario.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...