"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


25 jun. 2013

53. En el aire espeso





Beatrice va a todas partes con su avión de papel. En las tardes que pasamos todos juntos, los otros niños intentan echarlo a volar. Incluso el abuelo quiso convencerla para ello, le dijo que el mejor sitio para un avión era allá, entre las nubes. Pero Beatrice ladeó la cabeza e, imaginando su alada silueta ante el sol, se marchó de junto a su lado con una sonrisa traviesa. Pondría a buen recaudo su avión, supongo.

Hace un rato, la casa dormita la justa siesta de agosto, me ha preguntado cuáles deben ser sus colores. La voz de Beatrice suena tan dulce, que si la oyeras acertarías a imaginar un ángel. Y para que sus alas me cobijaran en su hermosura le he hablado del emblema de tu ejército. La nostalgia del recuerdo ha nublado sus pupilas, no es la única que parece darse cuenta de tu ausencia; y, embobada por la pasión de mis explicaciones, ha descubierto un corazón.
La familia piensa que Beatrice ha enmudecido, sólo yo sé que habla para saber de ti.




La condecoración ha envejecido, nadie diría si los tonos que la hicieron brillar en los desfiles son los mismos que todavía conserva. El avión no está en la caja pero sí un mechón trenzado de vivo calabaza, como la correa que ciñe con fuerza las palabras de otro tiempo.
Penzo lo conservó, en el caparazón de su reloj.






14 comentarios:

  1. La ausencia que todo de gris lo mancha.
    Saber del ausente es lo único que pone un toque de brillo en quien aguarda...

    Una prosa exquisita
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber del ausente, sí, aunque sea a través del que también lo espera...

      Gracias guapa!

      Eliminar
  2. porque de pronto el amor se viene encima de uno... cuando mas ausente està el...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el amor siempre está, lo que cambia es su peso específico.

      Eliminar
  3. Hermoso fragmento de lo que podría ser un buen libro. La ausencia, para quien la sufre, es algo que sólo cabe en el hueco secreto de la mano.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ausencia viste sobriamente y se pega a cada uno de los movimientos del que espera, como una sombra mucho más grave y pesada.
      Las manos pierden su color, el gris y el frío las devora.

      Eliminar
  4. Durante la primavera, Beatriz tuvo el valor de escribir una carta y ahora, a la luz del verano, la conserva y la lleva consigo tan solo para saber que la otra persona continúa existiendo entre sus letras, infundiendo cierto atrevimiento al considerar su recuerdo...

    y Aniquiladora es increíble :)

    un abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabras hechas de trocitos de cielo, en un azul tan intenso que hace que la carta vuele al soltarla...

      Eliminar
  5. me gusta el color de sentimientos que le pones a las letras
    un abrazo desde este lado del universo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colores y sentimientos que se hacen todo uno bajo el ritmo pautado de unas letras.

      Mi abrazo también para ti.

      Eliminar
  6. Ritos de duelo para poder seguir volando. Muy hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ritos para permanecer ahí, a la espera de algo perdido sin fin.
      Gracias Anne!!!

      Eliminar
  7. La ausencia no cabe en el hueco de una mano. Ojala!!! Sería manejable..fácil...no como se indica.

    La ausencia llena el cuerpo y se desborda. La ausencia maldita...sobre todo la eterna.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa ausencia de la que hablas tiene forma y estado propios, por eso unas veces rasca más que otras. Pero siempre ingobernable.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...