"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


17 nov. 2013

67. Abans d’ahir


[Alain Delon en la Piazza San Marco, 1962 –foto de Jack Garofalo-]


Mai no en tenia prou.
En comptes de retratar l’amor etern es dedicava a contrariar tothom amb el seu somriure maliciós.
Escollia un infortunat descuit per apuntar-les directament al cor, filtrant les paraules oportunes i seduint la poca sensibilitat que podien demostra-li sense trair-se a elles mateixes.

Totes van acabar desistint.
Totes sabien que atrapar-lo era missió impossible.
Totes menys una i aquesta, per ser l’única, havia de frenar les marees.
Sorprendre una mirada de tots dos en el reflex invariable dels aparadors volia dir que ella havia guanyat l’últim assalt, i que, al final, només ell tindria la raó sobre el futur.

Els coloms batien l’aire al seu voltant i ella, amb la mà fent-li de visera, reia al sol.
S’havien declarat i no en volien saber res.


...............


67. Antes de ayer

Nunca tenía suficiente.
En vez de retratar el amor eterno se dedicaba a contariar a todo el mundo con su sonrisa maliciosa.
Escogía un infortunado descuido para apuntarles directamente al corazón, filtrando las palabras oportunas y seduciendo la poca sensibilidad que podían demostrarle sin traicionarse a ellas mismas.

Todas acabaron por desistir.
Todas sabían que atraparlo era misión imposible.
Todas menos una y ésta, por ser la única, tenía que frenar las mareas.
Sorprender una mirada de ambos en el reflejo invariable de los escaparates significaba que ella había ganado el último asalto, y que, al final, sólo él tendría la razón sobre el futuro.

Las palomas batían el aire a su alrededor y ella, con la mano haciéndole de visera, reía al sol.
Se habían declarado y no querían saber  de nada.




10 comentarios:

  1. No hay que darle vueltas al amor ni marear la pasión o el deseo. No hay que saber por qué ocurren las cosas sino disfrutarlas mientras duren.

    Cuando sus ojos miran al mismo sitio, o sus miradas se cruzan o coinciden en amarse no hay más que hablar.

    La foto es una maravilla que viste de fiesta el texto.

    Un beso, g, ando a medio gas con la blogosfera, pero siempre es un placer visitarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tesa por la visita.
      Tienes razón, hay que saber disfrutar de esos momentos irrrepetibles, aunque a veces ni sabemos reconocerlos.

      Eliminar
  2. Hay palomas que son muy díficiles de atrapar, aunque Delon de eso sabía y sigue sabiendo mucho, hay cosas que no se olvidan nunca.

    Una entrada estupenda, g.

    Gracias por pasarte por mi casa ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chapiniki, un auténtico placer pasear por tus instantáneas e imaginarme cosas ;-)
      Y lo que cuentas de las palomas, debe ser cierto, nunca me he puesto a "sacarles" una foto.

      Eliminar
  3. Pues una declaración como esta debe durar al menos un infinito

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un infinito y mucho más....
      Trini, qué bonito te ha quedado.

      Eliminar

  4. Mini relato bien construído a partir de una foto. Me gusta como me gusta la foto.

    · saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  5. Ella, la pequeña paloma frágil y honesta, se ve más vulnerable frente a él sin embargo, ha sabido volar a su lado hasta llegar a alzarse de sus miedos y convivir con su razón.

    un abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dices así, tan dulce y bonito, que parece tan cierto como el color de sus alas...

      Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...