"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


7 dic. 2013

69. Sumergidos en un beso


[Frank Horvat]

Se apilan los segundos sobre el idílico momento del deseo absoluto.
Y aunque el tiempo es pasajero,
también en la pasión juega con ventaja pues…

¿no tendrá fin, tarde o temprano, esa eternidad?


15 comentarios:

  1. A vueltas con el tiempo, una vez más. Para quedar encerrada en la invariabilidad de un instante perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo fuese el dios en el que no creo, pondría la eternidad entre tus manos.

      Eliminar
    2. ¡Uffff, cuánta responsabilidad! :-)

      Eliminar
  2. Me temo que sí tendrá fin. Por eso, solo nos cabe en el ahora gozarla.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trini, pero nos queda tan corto ese "ahora"!!!, los sentidos nos engañan pero caemos pronto en el error...

      Eliminar
  3. No tendrá fin, porque la alternativa a ello es que ese preciso instante, como cualquier otro, no tenga sentido. El tiempo es derrotado porque es contingente, y nosotros, no.. Prometo que ese beso tiene trascendencia; juraría que se parece muy de cerca al amor..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diste con la clave Miguel, o eso creo.... ese beso tiene trascendencia, ahora lo veo

      Eliminar
  4. Una foto genial.

    Ese instante dura una eternidad....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto.

      Como el nudo que ata la línea de una cuerda...

      Eliminar
  5. Sin ese pasajero que de vez en cuando cede, muy poco, a las desatadas pasiones de los mortales, la eternidad no tendría nunca comienzo.

    Nos esclaviza tanto su interpretación de la prioridad de sus concesiones, que para inmortalizarnos regalamos la eternidad que no posemos pero buscamos desesperadamente.
    Durante un milímetro de segundo, una hora de una vida, de entrega absoluta a la sinceridad del deseo de un sueño compartido, miradas daltónicas de ojos cerrados, (siluetas que perduran desde los mas profundos pasados remotos), intentan compartir sin conseguirlo ese instante, que recuerdan y no olvidan.

    Sin fin la eternidad no tiene tarde ni temprano en estos tiempos pasajeros, de trenes perdidos.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso!
    Los besos suelen tener fecha de vencimiento, pero mientras duran no hay una sensación más placentera. (Y nos parece que no tendrá fin)
    La imagen es bella con ese ángulo desde arriba.
    Un abrazo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señora, la fotografía es brutal.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...