"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


26 dic. 2013

71. Como aquella vez


[Returning home, de yama-bato -2012-]

Polvo dorado sobre los tejados, sobre la lejana pineda. Dos aviones compiten en paralelo condensando de blanco el brillante azul. Estampa veraniega en un 25 de diciembre atípico. El sol, tan arriba, tan intenso, enciende las notas de un piano y se suceden las olas, tus pestañas invisibles y mis piernas torneadas. Compases y latidos adornados en la memoria. Y no dejo de mirar por la ventana, hechizo de una realidad imposible. El humo de las chimeneas tiembla velozmente y se disuelve como si la nítida luz del momento fuera rival invencible. El frío se ha ido. Tu arrogante figura hace de esta navidad algo distinto. Las sombras de tus dedos, teclas negras. Mi cuerpo tensado y vibrante, mar de resonancias.


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...