"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


15 may. 2014

87. Casi al final



M lee:

“Una persona sin memoria sería una persona sin relaciones; lo sitia el extrañamiento, y el estrépito que llega hasta sus oídos no contiene ninguna respuesta.”

Hace referencia a un personaje de Capek. Moribundo inconsciente al que un escritor le inventa una vida de tedio y embriaguez por tierras antillanas.
M no está moribunda, no ha perdido del todo la memoria ni tiene nada en común con los negros de antiguas colonias. Pero se siente irremediablemente próxima a la idea general que despliega Capek.

[de  internet]

M se siente sin memoria de su propia vida pues ha hecho mella en ella la vida sin esperanza de su madre. Semejante acomodación ha provocado también cierto aire de irrealidad en lo que sería el tránsito diario de M en este mundo. Haga lo que haga, se siente extrañamente sitiada por el deber de asistir a su madre, como si nada más fuera ya con ella ni se debiera tampoco a causa alguna. Sólo se siente útil entonces.

M corre paralela a su madre. Esperando el tiempo que le de vez en esta cosa rara que la aprisiona desde que la salud materna empeoró tanto.
El estrépito que surge del vacío la aturde y le impide pensar en lo que (sabe) ha perdido por el camino.

M no acierta a entrever su tabla de salvación. Aquella playa desierta que se imagina para poder descansar. No figura en los mapas.




(1) La cita es de El meteorito, de Karel Capek.


9 comentarios:

  1. M[i] madre ha fallecido.

    De ahí el silencio.
    De ahí todo lo demás.

    ResponderEliminar
  2. Siento la perdida de esa persona cuya presencia , cuya sola presencia , da sentido y fuerza a la memoria.

    Ella , siempre , estará en ti.

    Mi abrazo .

    ResponderEliminar
  3. Cada día, desde mi última aparición aquí y allí, pensaba en el último trayecto de tu madre. En tus horas de angustia y agobio. En tu pensamiento hacía Él, tu padre, son esa mirada hablándote, señalando tu fortaleza.
    Sabes de mi tacto, ahora, mi abrazo más fuerte que ayer. Mi sentimiento.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por seguir llegando hasta aquí, por acercaros a este paso de zebra pintado en el camino.
    Gracias por vuestro sentimiento.

    ResponderEliminar
  5. Casi al final, cuando ya las palabras esquivas revelan la traición del don que consume la vida que nos otorgaron, se nos aparece la secuencia de un mañana diferente, vacío en el desgarro irreparable que deja en los segundos latidos de las primeras lagrimas, en los despertares insomnes, en el contemplar el recuerdo de un interminable pasar los minutos.
    Y nada más.
    Ser es haber sido y poder estar en el recuerdo que sustente sujetar una mano que tiembla, un aliento que se escapa, para volver a ser polvo de estrellas.
    Volver sin haberse ido a vivir lo que queda en un reloj que alumbra cuatro paredes con ventanas que miran al cielo, puede hacernos ver las estrellas de otra forma, a cambiar la perspectiva de nuestro tiempo.
    Somos la maleta que llevamos dentro, que tiembla con las arrugas y se tambalea con las profundas cicatrices que nos deja el tiempo, y las culpas no merecidas.
    No hay dios al que dirigir nuestra venganza, no hay infierno al que encomendarnos, para que el dolor se convierta en ternura de un propósito de recuerdo de lagrimas y sonrisas abrazadas a la almohada.

    El transito de la traición de la vida, las palabras, el tiempo, el polvo de estrellas, los segundos y minutos, la almohada, el llanto y las sonrisas...para volver a ser... se funde en todos los brazos que te rodean.

    Casi al final, casi sin palabras solo puedo decirte que te quiero, y así será siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes el don de tocarme por dentro, de sanar las negras letras que ahora se me ocurren.
      Siempre, también, en mi corazón.

      Eliminar
  6. Aparcar su vida, para asistir al final de otra. Pero nadie sabe cuan largo será e transito y el desespero.

    Sí, imagino que M ha perdido un tiempo irrecuperable. Sólo deseo que nadie lo pierda por mi:(

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. A veces, M piensa que ese tiempo, el pasado con su madre, fue el mejor invertido.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...