"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


5 jun. 2014

88. Ella, tan amada


[Sally Mann]


Ella, tan amada,
tanto, que una lira se desbocó en lamentos
nunca oídos antes de labios de plañideras;
lamentos que conformaron un mundo
en el que todo volvía a estar presente: bosque y valle
y camino y pueblo, campo y río y animal;
y que en torno a este mundo-lamento, igual
que entorno a la otra tierra, iba un sol
y un silencioso cielo estrellado,
un cielo-lamento con estrellas deformadas:
Ella, tan amada.



[poema de Rainer Maria Rilke]


2 comentarios:

  1. Siempre hay una tercera persona (¿del singular?) que nos entrega una razón para escribir un poema en blanco y negro, de palabras desnudas , a donde volver la mirada , donde dejar colgado el abrigo cuando regresamos a nuestra vida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaime, en mí siempre hay esa tercera persona (del singular) vagando por entre mis versos desordenados, inspirando rimas, y ciertas penas con sabor a sal.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...