"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


15 may. 2014

87. Casi al final



M lee:

“Una persona sin memoria sería una persona sin relaciones; lo sitia el extrañamiento, y el estrépito que llega hasta sus oídos no contiene ninguna respuesta.”

Hace referencia a un personaje de Capek. Moribundo inconsciente al que un escritor le inventa una vida de tedio y embriaguez por tierras antillanas.
M no está moribunda, no ha perdido del todo la memoria ni tiene nada en común con los negros de antiguas colonias. Pero se siente irremediablemente próxima a la idea general que despliega Capek.

[de  internet]

M se siente sin memoria de su propia vida pues ha hecho mella en ella la vida sin esperanza de su madre. Semejante acomodación ha provocado también cierto aire de irrealidad en lo que sería el tránsito diario de M en este mundo. Haga lo que haga, se siente extrañamente sitiada por el deber de asistir a su madre, como si nada más fuera ya con ella ni se debiera tampoco a causa alguna. Sólo se siente útil entonces.

M corre paralela a su madre. Esperando el tiempo que le de vez en esta cosa rara que la aprisiona desde que la salud materna empeoró tanto.
El estrépito que surge del vacío la aturde y le impide pensar en lo que (sabe) ha perdido por el camino.

M no acierta a entrever su tabla de salvación. Aquella playa desierta que se imagina para poder descansar. No figura en los mapas.




(1) La cita es de El meteorito, de Karel Capek.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...