"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


1 feb. 2015

94. Rencores




[de Margaret Morrissey]

Odio a la gente inteligente, a todas esas mentes preclaras que dicen saber lo que nos espera. Me pregunto si también conocen de mí, del futuro que no llega y del poco tiempo que nos queda antes de la guerra. En la bruma de los días repaso las predicciones de tanto sabio sin cátedra y aborrezco tu sentido del deber. A él debo tu ausencia, como la de tantos otros. De no ser por él prodigarías juventud, por las tabernas, con mis hermanos, y sería hermoso su sentido. Las palomas revolotearían por los canales y tú sólo hablarías del pájaro de acero que tanto deseas. Y nos burlaríamos. Pero la inteligencia de unos pocos nos ha llevado hasta aquí, y los odio por ello. Quisiera borrar sus hazañas de los libros, dejando únicamente la poesía simple de las palabras. Aquellas que te hagan volver, las que te libren de tanto loco iluminado.




Los ojos empiezan a recrear fantasmas tras el vaivén cadencioso de la llama de la única vela que resiste tan caduca lectura. Y en esas sombras se pierden los pasos de tanto protagonista sin papel ya. Que la fiebre no permita inventar más de la cuenta, que el deseo por un feliz desenlace no nos abra viejas heridas que nunca fueron nuestras.
Penzo, en su busto de piedra, otea la eternidad.



25 comentarios:

  1. Entrada dedicada especialmente a María Jesús, por aquello sonreírme a diario durante este parón de mis letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y gracias por volver con tan brillante entrada.

      Eliminar
    2. Ves como eres el sol que ilumina todo lo que mira?

      Eliminar
  2. Bienvenido después del parón

    saludos y gracias por pasar por mi espacio.
    Carlos A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Carlos, volver y encontrarme con tus letras.

      Eliminar
  3. Yo no los odio.
    Me dan asco.
    Todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no sé, parece como si se multiplicaran.... como las cucarachas....

      Eliminar
  4. Gracias por tu maravilloso comment.Tu blog. Br. sabes me encanta
    Brindo por Vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me encantas tus letras, no puedo por menos que seguirte.

      Eliminar
  5. Es una pequeña alegría volver a encontrarme una entrada nueva por aquí.
    Sienta como el pequeño sonido anunciante de trompetas que es el canto de un pájaro que se cuela entre el amasijo de sonidos cotidianos, como un aviso.
    Se espera una agradable regularidad de trinos por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo espero responder como se merece al deseo formulado.
      Grande volver a verte por aquí.

      Eliminar

  6. Me ha encantado tu texto. El principio, por si solo, es brillante.
    En realidad todos somos unos ignorantes. Lo que sucede es que ignoramos casas distintas... pero esto ya lo dijo Einstein.

    · un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de brillante, a pesar de ser una ignorante de futuros próximos.

      Eliminar
  7. Me alegra volver a leerte... excelente texto,como todos los tuyos..espero seguir leyéndote.
    Gracias por tu comentario en mi blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por asomarte a este delirio nostálgico.

      Eliminar
  8. Estás que te sales, g, sigues teniendo esa facilidad entre elegante y canalla para desnudar tu alma con las palabras.

    A mí me dejas boquiabierta y se me puebla la cabeza de imágenes bellas y misteriosas, de pájaros diminutos abrevando en el último café de una despedida anunciada, mientras el pájaro de acero se lleva en su pico el rencor que envenena a los héroes con promesas de paraísos de papel.

    Espero que no nos volvamos a perder, g, un placer reecontrarte.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imágenes como las que tú retratas con ese tiro acertado y también muy canalla.
      Me alegro de volver a tenerte conmigo.

      Eliminar
  9. Las letras siempre vuelven a envolvernos.

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. A veces sí lo percibo, por entre el amasijo de inoportunos y torturados presentes.

      Eliminar
  11. Detesto los vendedores de humo y a los alquimistas de soluciones bastardas pero me gusta jugar con el humo de las velas y , de entre sus volutas, encontrar aquello que sin ser nuestro es de todos:

    como tu blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribes hermoso Jaime, y de esa belleza me salpicas a mí.
      Gracias [me quito el sombrero para saludarte]

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...