"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


5 mar. 2015

100. Interdit


[de  internet]

¡Ah, gentes! ¡Cuánto os parecéis
a Eva, la progenitora!
Lo que está a vuestro alcance
poco os importa; os sentís
constantemente atraídos
por la serpiente con su árbol
de dulce fruto prohibido:
de no obtenerlo, el Edén
ya no es Edén para vosotros.



[Fragmento de Eugenio Oneguin, de Alexander S. Pushkin]



14 comentarios:

  1. No hay edén sin Eva, no hay paraíso sin Adán.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo prohibido dominando a esos bellos seres.

      Eliminar
  2. Así es.. perfecta descripción de deseos y pasiones de los humanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clara y meridiana, e imperecedera pues nuestras costumbres no cambiaron.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. .... y en ocasiones para ni siquiera satisfacer nuestras (demasiado altas) espectativas

      Eliminar
  4. Lo prohibido es a veces un imán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo prohibido en un extremo del cabo, en el otro: el hombre, orgulloso de posicionarse bien cerca.

      Eliminar
  5. Generalmente vamos viendo más allá de lo que ya tenemos... bueno, algunas veces es bueno y otras, no tanto porque no disfrutamos del instante. Un abrazo fuerte, un gusto haberte leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos insaciables, y el deseo de siempre querer más o no conformarnos con lo que tenemos nos convierte en voraces depredadores de nuevas sensaciones.
      Un placer tenerte por aquí Susana.

      Eliminar
  6. Buena elección para el centenario de una pequeña letra minúscula.

    No me pierdo los 100 siguientes.

    Quien fuese el manzano,
    por el que trepo la serpiente.

    Enhorabuena, "g"
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ramón!!!
      Había visto el 100 pero ni darme cuenta de su significado, despistada que sigo.

      Eliminar
  7. La pasión y el deseo se alimentan del misterio, de los sueños y de lo prohibido.

    Será por eso que siento que soy esa Eva expulsada del Paraíso, que conoce las claves del placer y la aventura pero se presta a ser una buena chica que acata las normas, aunque no todas.

    Siempre nos quedará París, y si no hay presupuesto para una escapada, nuestros pensamientos salvajes donde no hay prohibiciones.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Tesa, como me gusta cuando hablas de sueños, o de escapadas mentales.... para resistir en la jungla de asfalto, donde los árboles escasean y lo prohibido es censurado por doquier.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...