"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


11 mar. 2015

101. Maletas


[de  internet]

Tu presencia es impredecible.
Inspiras adrenalina y exhalas un cumplido.

Una mujer en veinte minutos es como un azar en todo el infinito.

Somos dos mariposas, tú y yo, revoloteando a medio vestir. Alas que colorean la eternidad de esos veinte minutos aunque sea mirándonos a través de un espejo.

Escribí algo para ti. Sobre mi piel.

Leerte desnudo, repasar el secreto encerrado en la invisible tinta que tu piel impúdica me muestra.

Empieza así:
Ella camina entre aviones por el cemento gris. Lleva sus maletas como pesados pasados, desganados de futuros.

Y sobre tu pecho intuyo las dos columnas, esas torres gemelas por las que discurre la historia.

Súbitamente una de sus maletas se abre de par en par y vuelan papeles escritos con letras invisibles por todo el aeropuerto.

Y te recito mi mayor anhelo, sofoco ardiente en mis labios…

necesito quedar con el poeta que me agitó las ganas y el aire para perder así mi vida, mis hojas, mi caligrafía…   necesito al poeta para que me ayude con el recuento de versos, de letras, sobre la piel asfaltada en el gris de un día plomizo como el de hoy…

Y sudo. La terminal me encierra lejos de ti, muy lejos.
Llueve, se emborronan las letras bajo el brillo mate del plomo.
Y mis neuronas te imaginan en la pista de aterrizaje: camiseta blanca, calada hasta los huesos, y jeans descoloridos por el azul de los charcos.
Sin paraguas.
Y me repito en sordina…

necesito al poeta, sí, necesito el perfume de su arte fondeado en mis geografías… que su caja de texto tatúe el deseo de sujetarme fuerte tras la tormenta… que el negro alojado en sus ojos convierta el turquesa de los míos en musgo donde adivinar la continuación de todo esto…


14 comentarios:

  1. Así,en tu rojo fuerte,en tu blanco de la mente y el alma que desea,que aspira,que nos cuenta.. la brevedad de cada instante que se ansía, cuando parece que lo único que hay es silencio.Es como que todo se quedó en una imagen congelada, revoloteando ambos las alas,como dices... Precioso texto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un instante congelado que dura lo que un viaje, lo que un deseo, lo que una caligrafía tercia sobre el papel.
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Hay textos que uno desearía que nunca terminaran , leer desde dentro y desde fuera, ser el remitente y quien cierra el sobre.

    Este es uno de esos textos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaime, qué acertado eso de leer desde dentro y desde fuera, como aspirando la fragancia de ambos por necesaria y vital.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Parecen sobrarte las letras que a mi nombre le faltan...

      Eliminar
  4. Letras componen tu nombre y son pétalos de flores, que se precipitan desde un balcón que mira al infinito, deteniendo el transito del viento del tiempo.
    El poeta solo puede prometer esas otras pocas letras que trepan aferradas al halo de una luna, que tardan más, pero que siempre llegan, a donde han de llegar.

    Como maletas perdidas, sin paraguas.

    Como cartas sin enviar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Letras, como sonoras caracolas de infinitas melodías. Que llegan tras su halo de misterio para componer el verso que tus labios recitaron sin pensar.

      Eliminar
  5. Precioso relato que intercala acción y anhelo. Doble lectura hecha en una. Muy interesante...muy emocional.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocional y emocionante, al coincidir ese poeta con su enamoradiza musa...

      Eliminar
  6. Y el poeta que dice...
    Imagino que nada.
    Él escribe, escribe y escribe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, el poeta lo dice todo en sus versos, desde siempre.

      Eliminar
  7. Espero que puedas encontrarte con tu poeta y vuelvan a volar. Tú y tus letras, digo.

    Suerte! y un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, sería toda una experiencia.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...