"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


15 may. 2015

112. Más allá de unos nombres



Desde que nos vimos, sabemos reconocer nuestras orillas, los meandros de mar que circundan los islotes que delimitan nuestros confines.
Desde que nos vimos, se ha ceñido a mí tu nombre. Y en el desorden inconfundible de cinco letras intuyo de nuevo un futuro.
La mayúscula de la eRRe, en su valuarte, otea los vientos, mientras el resto de figurantes compaginan insumisos, carentes de tiempo pero sobrados de ilusión por algo que robó sus vidas y ahora no desean recuperar. Ebrios de felicidad al encontrarse, y al leer que navegan juntos por el mismo mar angosto.
As y emes ilustrando lunas, ges erráticas domesticando reinos astrales y vocales redondas enlazadas a enes para evocar cementerios de recuerdos.

"Necesito tu llave de mañana, luz final de mi túnel, ese aroma a sal roja."




[de  internet]


 Para Ramón, y su Yo, desordenado.

19 comentarios:

  1. me gustó mucho leer esta entrada de corazones varados. un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corazones en su propia gracia.
      Un placer verte por aquí David.

      Eliminar
  2. Un nombre, siempre un nombre y sus díscolas letras al final de ese tunel...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un nombre, como resumen de un todo, pero que ni lo contiene ni lo ata del todo.

      Eliminar
  3. Precioso y hermético poema. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Detallas la felicidad de encontrarse, lindo poema, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Detallo un lujo en toda regla.
      Gracias por saludarme.

      Eliminar
  5. Precioso, enhorabuena, feliz finde,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es que siempre es más allá de un nombre...
    precioso,realmente siempre encuentro el motivo perfecto para seguir encontrándote...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo celebro Lunaroja, que sigas teniendo motivos para regresar.

      Eliminar
  7. Más allá de las letras están las palabras que no se saben/pueden/quieren escribir palabras de ayeres , de ojo de cerradura y mares a poniente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ocasiones la pluma se queda corta en su rasgueo sobre el papel.
      Como cuanto quiero elogiarte y no me sale.

      Eliminar
  8. Un nombre, como resumen de un todo,
    que ni lo contiene ni lo ata del todo.

    Corazones en su propia verbigracia.

    Más allá de las letras, están las palabras…
    esas, que tu y yo nos dedicamos…
    como parte de un espejo infinito.

    Que sería de este pobre nombre perdido,
    sin la parte de ti que hay en mí.

    Gracias, ahora y siempre, ¡Gracias!,
    por estar ahí.

    Mi cara puede mirar al cielo,
    porque tú sujetas mi nuca,
    con tu mano de escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que decía antes: la pluma no sabe cómo celebrar lo bueno que tiene ante sí.
      El arte no acaba de ceñirse a su trazo, no encuentra las palabras justas.

      Somos el uno con el otro, hace ya.

      Eliminar
  9. Un nombre para definir algo tan complejo como lo es el ser humano !

    Nombre que no nos dice nada per sé, pero que nos recuerda a todo!

    Te estaré leyendo. Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nombre = a compendio, a identificador de un todo por el que, quizás, lo daríamos todo.

      Denisse, un placer verte por aquí.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...