"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


22 may. 2015

113. Cara bambina


[Ladies in black, de Fabio Thian]

Todos andan asustados con Beatrice. Yo sólo un poco pero no por lo que supone la mayoría. Mi padre y el resto la creen víctima de un rapto voluntario; sin ir más lejos, oí la palabra maldita, la palabra loca, de labios de su madrina. Porque se sienten incómodos en su presencia. Vislumbran como yo la luz secreta de la sabiduría al fondo de sus quietos ojos, que a veces se asemejan más a dos pozos, de cuya negrura emergen los efluvios putrefactos de no se sabe qué certeza.
A mí sus ojos siempre me han parecido presagio de vida, a pesar de haber ido perdiendo las palabras que de niña fue aprendiendo. Mi teoría es que no sabe expresar lo que ve, lo que logra discernir, siempre al acecho de nuestros actos. Como aquella vez que nos encontró a ti y a mí, reñidos sin estarlo, a los pies de Santa Camilla. Supo de los contratiempos, de la amargura de un adiós no pronunciado, y también de mi rotunda decisión ante tu mirada repleta de cielo. Beatrice me dio la mano y selló una promesa. Por eso te quiere a ti, por eso la quiero yo a ella.



Nos pasamos las horas mirándolo todo pero ¿realmente vemos algo? Y al leer:  ¿entendemos lo escrito? ¿Son los ojos unos farsantes, o nuestra propia fantasía la única culpable? Hace días que despliega estas cartas y todavía no acierta a comprender cómo una historia así pudo sobrevivir a las batallas que el tiempo confabuló en su contra.
Penzo, pese al uniforme, fue derrotado como el resto.



8 comentarios:

  1. Ah,me parece un texto precioso, como narrado en voz baja, con preguntas, esas que, siempre en algún momento vital nos hemos hecho. Dudas ante el miedo de lo que es diferente... Precioso, realmente es muy intenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se escribe una carta es como redactar un susurro para que, quien lo reciba, encuentre tras las letras un cachito de sinceridad y, también, una parte de nosotros mismos.

      Gracias!

      Eliminar
  2. La gente se incomoda con lo que es diferente, pero de lo diferente se puede aprender, como la sabiduría de sus ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Boris, pero hay que pararse y voluntariamente aplicar todos los sentidos para enterder esa diferencia.....y, a veces, se hace tan pesado!

      Eliminar
  3. És veritat, ens passem la vida mirant,però realment veiem alguna cosa? Bona pregunta...quantes coses ens perdem per voler mirar amb els ulls sense saber el que és important. Potser si miréssim més amb el cor i escoltéssim més amb el tacte seríem més feliços.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Potser sigui aquesta la clau Albert: tancar els ulls i fiar-nos més de les nostres sensacions.
      O com en el ball: deixar tot el protagonisme a la improvisació, prou bé que surt moltes vegades!!

      Eliminar
  4. Grandiosa derrota.

    Merece una lectura compartida de verano.

    Estas son algo más que simples letras dibujadas, tienen su propio espacio, su propio tiempo.

    Cartas en una sucesión, que consigues hacer eterna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cartas que conforman un universo para los protagonistas enmarañados en ellas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...