"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


1 jun. 2015

114. Aquel don para la vida



Cuando sobre la esperanza de M se cernía la muerte, la única salida era soñar. Y huir, correr, escapar del presente. Y entregada al delirio de esa creencia, tomarse un tiempo para abrir los pulmones y oxigenar el latido migrañoso que la hacía resistir sin más.
Con el deceso de la madre, el devenir exigía cambios estructurales. Sólo cabía esperar a ver descabezarse el ovillo de su cuerpo, pues la aridez del camino haría su parte. El fluir se impuso lento entonces.


[de Sebastien Zanella]


Mudado el paisaje, ahora M vislumbra la frontera. No sabría precisar si a cuatro días o tal vez a varios meses, pero está ahí y con eso le basta. Asume que los recuerdos le harán la zancadilla, que las viejas heridas volverán a supurar. Pero ya no hay vuelta atrás. Anidó en ella el deseo de llegar al otro lado.





20 comentarios:

  1. Espero que el camino hasta el otro lado no sea tortuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo está siendo para M pero más por sus propios tropiezos que por las zancadillas del camino.

      Eliminar
  2. Great simple composition! Really excellent photo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Certainly beautiful! Thanks for your words.

      Eliminar
  3. ....las piedras del camino...........con sus formas, sus colores........dejaron los caminos sin direcciones para que el transito por ellos no fuera fácil...........me ha encantado pasear por tú jardín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las piedras del camino han pelado las rodillas de M.
      Bienvenida Hada.

      Eliminar
  4. Una visión un tanto alucinada, una sensación de vértigo y abismo parece rodear a M. Seguro que con un poco de tiempo y ese inmenso vacío en su mente dispuesta a buscar la frontera entre lo real y lo incierto... pronto caminará por veredas más acogedoras. Buena foto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M sigue de luto y, cuando pueda dejar a un lado sus recuerdos, algo de felicidad le caerá.
      Un saludo Luis.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Un placer recibirte por aquí Claudio.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Ojalá, Toro, lo agradecería de verdad.

      Eliminar

  7. Da igual si son cuatro días o unos meses. Tener un horizonte que no sea la utopía ya le basta. Se puede vivir perfectamente teniendo el deseo de llegar a la otra parte.
    La fotografía es soberbia... y no menos tus palabras.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M tiene una ilusión, y se aferra a ella.
      Sí que es chula la foto, sí.

      Eliminar
  8. Suerte.

    Las fronteras tienen la manía de esperarnos cara a cara , de acechar nuestra espalda. Y los recuerdos , a veces , tienen la manía de ser aliados de las fronteras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaime, esperemos que M lo consiga y encuentre su sitio al otro lado.

      Eliminar
  9. Los caminos son lentos,
    a veces esperan caminantes,
    durante años.

    Pero se animan siempre,
    cuando regalan...
    Leves historias melódicas de un cuarteto de cuerda,
    dedicadas, al otro lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes! Los caminos siempre se animan sólo hay que seguir la senda que más nos emocione.

      Eliminar
  10. A veces no queda más opción que vivir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave, M empieza a darse cuenta.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...