"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


28 jun. 2015

116. Tensar las alas


[de  internet]

“Personas que parecen satisfechas consigo mismas…
Durante un torneo de arco uno de los arqueros tose.
El hombre que está apunto de disparar se desconcierta
con el sonido y se pone nervioso; pero logra controlarse
y la flecha parte con un fuerte ruido y se clava en el blanco.
¡Qué satisfecho queda consigo mismo!”



[Fragmento de El libro de la almohada de Sei Shonagon,
dama de la corte de la emperatriz Sadako -Japón, siglo X-]


16 comentarios:

  1. Qué gustazo leerte,aunque sea con un fragmento de otro autor, escoges siempre lo mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra saber que te gustó el texto.
      A mí el libro entero me parece soberbio.

      Eliminar
  2. Estupendo extracto el que compartas, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Boris, te recomiendo el libro.

      Eliminar
  3. Es un gran ejercicio de concentración.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, la recompensa a veces lo es todo.

      Eliminar
  4. Todos cometemos errores...
    Pinta bien ese libro,lo,apunto.

    Besos.
    Me he identificado mucho con tu comentario,que lo sepas "g".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, a veces nos vemos reflejados en letras ajenas, pues aún siendo únicos, compartimos con otros sentimientos y sensaciones.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Tiene el mérito de conseguir su sueño.

      Eliminar
  6. Siempre hay que tener cuidado con los vientos favorables, hay que tratarlos con mimo.
    Entender sus mensajes y su falta de noticias.
    Respirarlos hasta más allá de la consciencia, abrazar su aroma, sus siluetas etéreas, su desvanecerse fugaz entre las yemas de los dedos.

    La calma proporcionará la ruta propicia para el vuelo hasta la diana, pase lo que pase en el campo de batalla.

    Si el arco no se rompe….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces salimos disparados, a la carrera, hacia el blanco que nos guiña la vida. Como auténticos camicaces. Ni vientos, ni rutas de escape nos preocupan. Hacer diana es toda nuestra motivación.
      Suerte que durante el trayecto otras flechas surcan el espacio y en dicha lluvia fugaz nos revelamos bólidos de luz, hacedores de sueños.

      Eliminar
  7. Acertar en el blanco siempre es satisfactorios.
    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Amapola, y más cuando el reto es grande.

      Eliminar
  8. Tal vez esa tos es una advertencia o una amonestación. Intrigas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haberlas, haylas.
      Contenta de verte pasar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...