"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


23 dic. 2015

124. Una de vigilias



Las noches de insomnio atraen a cientos de pájaros negros, rapaces que picotean entre las vísceras corrosivas de un cerebro enfermo y podrido de cefaleas inmundas. Los ruidos que me acucian desde el lecho improvisado de este sofá de mala muerte son sólo el batir de alas de tanto carroñero suelto. La llave girando en la cerradura de la puerta de al lado, los pasos termitas de ese vecino ojeroso que a veces me cruzo en el rellano, el acelerón asmático del primer autobús de la mañana. Todo igual a ventolera de monstruos alados, que va haciendo mella en mí…

[de  internet]

Y de regreso a la cuna que me vio dormir por vez primera, junto a un ovillo de pelo circunstancial, pienso en recuperarme, en haber vencido al mal. Lástima que un portazo acabe con mis sueños, los de color de rosa, aquellos dispuestos a hacerme sobrevivir una jornada más en esta lluvia incesante de grises. A la carrera, alcanzarán raudos y ligeros la calle, abandonándome, herida de susto.

Y leo, con los ojos llenos de alfileres. Escojo el libro de los asesinatos como el mío. De sus renglones se liberan almas en pena que salen a pastar también de mi carroña cerebral, a darse de codazos con los pájaros. Y bajo periscopio, oigo el hervidero que acontece en mi cimera, y no paro de alimentarlo bajo la escueta manta de cuadros.


22 comentarios:

  1. Me resulta triste. Hay que poder soñar tanto despiertos como dormidos.

    Bs. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te acucian las ganas de dormir y no puedes, los sueños no pastan a tu vera.

      Felices Fiestas para ti también Amapola.

      Eliminar
  2. Nunca vencemos al mal, solo a veces somos tan rápidos que vamos por delante o tan lentos que nos quedamos atrás. Pero hasta ese mal tiene una función que sirve a nuestra vida; mantenernos en movimiento.
    Sigamos escribiendo, mi niña, para que no pare la música.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estamos EmeM, escribiendo siempre que se puede, a pesar de los tropiezos del camino.
      Mi beso.

      Eliminar
  3. Es un texto tremendo,tiene esa fuerza gélida que te paraliza, que te deja boquiabierta,y necesitas tomar nuevamente aire.
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene la fuerza monumental de un cabreo mal llevado.

      Lunaroja, luna llena sobre el firmamento, lástima que la de esta noche sea sólo llena y muy poco colorada. ;-)

      Eliminar
  4. Hoy mejor?

    Espero que si porque peor es difícil... uffffffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hoy no se ha presentado el insomnio.

      Eliminar
  5. Desvanes poblados de cadáveres polvorientos bajo las sábanas que ocultan enseres diversos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desvanes poblados de demonios que aprovechan cualquier flaqueza para presentar sus credenciales.
      Un honor volver a verte por aquí.

      Eliminar
  6. Has plasmado certera esa clase de insomnio que angustia casi hasta la asfixia...

    Espero que hoy puedas descansar.
    Y soñar lo que te guste,eso te deseo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos soñar y dormir, dormir y soñar.
      Otro beso para ti Carmen.

      Eliminar
  7. Escribir formas, colores, el pinchazo de los alfileres, el aleteo de los monstruos, el dolor del codazo...no es sencillo escribir así y menos al filo de un paso cebra.

    Felices días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto sabes Jaime!
      Felices días para ti también.

      Eliminar
  8. ¿Sabes qué es lo peor de las noches de insomnio para mí? No el pasarse horas dándole vueltas a un problema, ni lidiar con los fantasmas que cada cual guarda en su armario, no. Lo peor es que suelen venirme varias noches seguidas y tras ellas, una noche en la que consigo dormir para recuperar el sueño perdido. Pero duermo y no descanso: eso es lo peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces te quedas incluso peor que los días anteriores....
      ¡Ay Holden! me parece que somos varios sufriendo de lo mismo.

      Eliminar
    2. Ah, pero yo las sufro poco, g. Soy un tipo con la mente tranquila, lo normal es que caiga like a tronco. ZZzzZZzz

      Eliminar
    3. Me lo creo, no sé decirte el por qué.
      En cualquier caso, me alegra que seas un tipo con la mente tranquila. ;-)

      Eliminar
  9. Llevo vagando tantos tiempos dedicados a tantos, que mi alma en pena ya no sabe que cimera debe llevar como penacho, doy portazo tras portazo a cada color que me acosa, para refugiarme en mis muchos grises, pero la incesante lluvia de sueños, no consigue alejarme de los cuervos que anidan en mi cabeza.

    Como desterrar el frio del vivir en corriente, para conservar el brillo de una nuca que mira al cielo, desde el abrazo con su merecida almohada, como regalarse sin morir a su tiempo en el intento, como luchar para no olvidar un rostro.

    Solo me queda una certeza, una larga certeza, nada casual, soy sospechoso de múltiples y constantes asesinatos de reflejos, enemigo de los codazos, vegetariano, afilador de lagrimas dulces y saladas sin oficio ni beneficio, velador de cunas, de camas y de goletas… pero sobre todo defensor por los siglos de los siglos… de esa tu escueta manta de cuadros.

    Nos quedan las vigilias que no hemos gastado…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ramón, yo creo que nos quedan todas las vigilias, todas las noches sin sueño pero que repletas de folios por inventar nos descuentan el calendario.
      Sé que duermo, sé que pienso en ti y en los tuyos durante el sueño, y sé positivamente que me espera repleta de magia la parte de abajo de tu casa. Nos debemos letras, y poemas a todo gas, y unas cuantas risas de las de despertar al vecindario.
      No olvido tus regalos, no me olvides tú a mí. Eso sí que formaría parte de mis insomnios más duros.

      Serán dados recuerdos, de tu parte, a mi escueta manta de cuadros.

      Eliminar
  10. Escribes muy bien, sigue asi, que tengas un gran 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Boris, te deseo lo mejor también para ti. Feliz año.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...