"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


13 oct. 2015

118. +++++++++



[+++++++++, de Chapiniki]

En la Siberia de algún recuerdo permanecen, incorruptibles, infinidad de cruces de cuatro brazos. Puntos cardinales dibujados con los dedos, sobre una harina de escarcha; horneados en el fuego de alguna pasión indescifrable y que configuran el manto para una tierra futura.

Y sin venir a cuento, o quizá sí, tan aleatorio parece el devenir de mis yemas sobre tu piel, grabo dichos trazos irregularmente al deshacerme en ti, al ritmo mecánico de tu corazón.

Tu más. Siempre más. Por esa sensacional sensación de haberte esperado toda esta vida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...