"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


22 ene. 2016

129. L’hiver


[de  internet]

III
La nieve es la gran ordenadora.
Inmensos parques desiertos donde se extienden palacios de cristal
y árboles irreales;
las estatuas se recortan en el hielo
como sobrevivientes de una gran catástrofe.

IV
Pero un día te vas.
Los lentos palacios se deshielan,
los vidrios se vuelven transparentes;
yo resbalo entonces por las habitaciones
como quien no sabe caminar entre la nieve derretida.



[fragmento de “Los grandes ciclos”, del poemario Europa después de la lluvia,
de Cristina Peri Rossi]


12 comentarios:

  1. uno comienza derritiendose
    y todo termina derritiendose igual...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando todo está para acabarse, los instantes se derriten y desaparecen.

      Eliminar
  2. Muy bello fragmento .
    Me gustó.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra Amapola, yo lo encuentro dramaticamente hermoso y revelador.

      Eliminar
  3. Qué hermosa imagen los palacios de hielo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada palabra del poema es una imagen en sí misma.

      Eliminar

  4. El texto me sugiere que todo es efímero. Hasta mi cuerpo desaparecerá cuando el calor se apague. Ojalá permanezca el recuerdo de esa hermosa ilustración... al menos.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos quedan pero también son efímeros. Las memorias que los contienen acaban apagándose.
      Las imágenes sólo podrían perdurar fuera de nosotros, en papel fotográfico, en archivos, para que los que vengan puedan saber.

      Eliminar
  5. Bellas, frágiles palabras que hacen desear que , ese invierno, sea un poema infinito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda quimera, no Jaime, ¡que el amor sea para siempre!
      Deseos de lo imposible.

      Eliminar
  6. El amor sosteniendo. El hielo congela corazones y todo es más frágil a punto de romperse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor sosteniendo, ¡qué gran verdad!
      A lo mejor no debería ser así, tendríamos que ser más despegados pero entonces, a lo mejor, seríamos demasiado fríos y no pegaríamos con nada ni con nadie.
      Y pasaría que nos romperíamos, solos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...