"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


22 mar. 2016

138. Apaciguados aleteos




[de Issei Suda]

Nada cambia, todo parece igual en este cortejo de días donde el sofocante calor, el ahogo de las horas, parecen inacabables. Sólo la compañía de algún exótico intruso me hace despertar de este sueño anclado en el tiempo, entre las olas verdes de una playa de interior. También el llanto de Matsuda parece el mismo roto de siempre. En su corazón arde todo, en una explosión concentrada. Y entonces el frío se apodera de su periferia, incluso de los recuerdos, con una fina capa de hielo amargura.

Quisiera que nos tomaran por locos diferentes, y que el amanecer me mandara a su cama convertido en un asesino para hacer cosas de no creer con ella. Amasarle el cuerpo mientras le veo bien el miedo. Lástima de ese influjo casi ausente que ejerce sobre mí, y de la tersura de su piel. Cordero me hace antes de arribar a sus puertas.



(diario del maestro Tokugawa)



16 comentarios:

  1. Las lágrimas de Matsuda son pequeñas órdenes que desnudan al Maestro Tokugawa. Queman las letras cuando escriben sobre ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasión incendiaria, tienes razón Eme.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Puede que tengas más razón que yo. :)

      Eliminar
  3. Mis días no van en cortejo.
    Van de cementerio en cementerio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor así Toro, mucho más íntimo y personal.
      ¿O no?

      Eliminar
  4. Cada vez Necesito más leer "Bandah" de un solo golpe, adoro al “escriba” de ese reino. Sueño en poner notas al margen en el viejo diario del maestro “Tokugawa”, hablar un rato con “Matsuda”. Me puede el Deseo de incluir postdatas a la colección de cartas de la vieja historia de “Beatrice” y “Enzo”

    Cada vez te sueño-deseo-necesito más, para creer en mí como un loco desconocido que se va por ahí detrás de un libro de horas y llega a ti desordenado, como caído de una gotera.

    Todos los tiempos son extraños si no los cuidamos, quiero releerte en papel, conservarte cerca.

    Tienes material y personajes para miles, millones de palabras, para mucho más de una novela…

    Quiero ver publicado tu primer libro, en esta vida, y lo digo en serio, según las estadísticas no me queda demasiada.

    Nada cambia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otras, a mí también me va descontando horas y días el marcador.
      Y algunas cosas sí que cambian pero no sé si hasta el punto de llegar a verlas materializadas sobre el papel. Voy dando pasos, a ver si soy capaz de hacer realidad nuestro sueño.

      Eliminar
  5. Creo que muchos somos víctimas de influjos como ese que nos convierten en tiernos corderitos por más feroces lobos que nos creamos. Mejor experesado imposible, g.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Holden, a las que pasan por 'lobas' les ocurre el mismo fenómeno. Su pelaje va mudando del gris cenizo, con el morro blanquecino, al más albino que la naturaleza es capaz de imaginar, en un cuerpo más tierno y manso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...