"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


14 may. 2016

145. Fidelidad



Lo único entre mis ancestros y yo, tiempo yermo y desolado. Porque sigo abonando la tierra que conocieron. Por ellos y por mí misma. Porque el presente y el miedo al olvido se dieron la mano el día que faltaron de mi lado. Y aunque reconozco que esta fijación por ellos es insana; que este recorrer la distancia que me separa de ellos, camino del cementerio, ralla lo inverosímil, lo pide mi cuerpo. Y la cabeza le va detrás, consignando, en su baúl particular, los recuerdos que, llegada mi hora, les tendré que mostrar. No quiero que se pierdan nada. Por algo me quedé yo en esta parte del mundo.

[de  internet]

14 comentarios:

  1. Esta parte del mundo està unida a otras muchas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Somos porque fuimos, o quizás ellos siguen siendo. Es difícil trazar fronteras entre lo continuo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí está claro que siguen siendo porque fueron.

      Eliminar
  3. ohh G! es como la continuación del texto que colgué "ancestros"! das exactamente con la manera de continuar las historias,que a veces se truncaron, y nosotros llevamos adelante,a veces con mochilas que no nos pertenecen.
    Precioso tu texto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, lo cierto es que cuando llego a tus letras las siento también parte de mí, porque me remueven por dentro, quizá sea que experimentamos de forma similar lo que la vida nos pone por delante.

      Eliminar
  4. Somos parte de una cadena que empezó mucho antes incluso de lo que podemos soñar, aunque pueda finalizar en nosotros. Y tenemos esa responsabilidad, conservar el pasaporte biológico que nos otorga cierta identidad. Y enriquecerlo. Sin renuncias ni desidias.
    BEsos, g.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás sea eso Eme, que me cuesta renunciar a esa cadena biológica. Supongo que un día acabará en mí pero por los que se fueron antes que yo, quieros seguir guardando su memoria y la que se han perdido. Cuando nos encontremos, ya repasaremos debes y haberes.

      Eliminar
  5. Por algo te dejaron aquí.
    Para que se lo cuentes todo,
    despacio, con una sonrisa,
    con una caricia...
    como lo hicieron ellos.

    Olvido y recuerdo,
    son sinónimos sin tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso Ramón, no recuerdo cuándo fuer la última vez que les conté algo con una sonrisa en la cara, o con una caricia. Siempre soy tan seria...

      Eliminar
    2. En "Oxigeno en Sangre" de goteras, de abril de 2011, atisbo sonrisas, caricias y algo más. La luna del portal de tu casa siempre responde a tu sonrisa, aunque estés seria.

      Eliminar
    3. En esa época era capaz de inventar risas de casi todo. Pero ya pasó.

      Eliminar
  6. Así me quiero sentir yo por mis abuelos el día en que me falten, ¿sabes? Exactamente así: mirarlo todo con ojos grandes y bien abiertos para que, llegado el día, pueda contarles lo alucinante que fue mi vida aún cuando ellos no estaba ahí para apoyarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis padres nacieron muy pronto, se lo oía decir muchas veces a mi madre. Por eso, entre otras cosas, quiero contarles todo lo que se perdieron por irse (también para mí) muy pronto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...