"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


22 jun. 2016

147. Austral

[de  internet]


Solía mirarme en una galaxia de tiempo inmemorial. La sondeaba al trasluz orgánico de unas pupilas incendiadas, más propias de los atardeceres marinos que de nebulosas pelágicas. Y en torno al halo de valor que generaba dicha maravilla, nada se constreñía. Los milagros volvían a ser del todo razonables.






Sin embargo, en esta edad en la que el frío intenso del dolor nos ahoga al sentirnos defraudados con nosotros mismos, la luz azul irisa otros rincones y ya no calienta de igual forma. Las pupilas del benefactor de mis sueños se han extinguido. Perdimos ambos la costumbre de amarnos sin atinar en el futuro mañana.

8 comentarios:

  1. Tenía muchas ganas de ponerme al día con las lecturas porque estuve fuera, así que entrar en tu blog,es una alegría, porque el talento que desprenden tus textos y poemas,siempre me iluminan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bella, yo también he estado lejada de estos lares.
      ¡A ponerse al día toca!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. El sentir lo quiso así. A veces, la tristeza nos dicta al oído.
      Qué te voy a contar, no?

      Eliminar
  3. Es el principio del fin.
    Allá vamos...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aún sabiéndolo, Toro,da miedo igual.
      El principio del fin... ufff.

      Eliminar
  4. No es justo achacar a los años la presbicia,
    sobre todo cuando está cercano el verano.

    El cielo se acerca de noche con nuestros esperares de lunas.

    Que hacer si la cabeza se hincha y vuela más allá de las estrellas buscando selenitas que den sentido a las horas.

    Nos mienten, nadie brilla más, todos somos reflejo.

    El espejo nos acompañará siempre.

    Somos miradas cercanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es justo, tienes razón. Como tampoco lo es que busque y rebusque, entre mis pliegues, los atinos necesarios para dar con dos o más palabras seguidas, y el resultado sea trillado o vergonzoso.
      Pero sigo trabajando, que conste.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...