"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


28 mar. 2016

139. En el camino de lo etéreo


[de  internet]


De la sinuosidad de una línea recta,
nace la frontera mujer.
Rezuma tinta por sus poros,
y cambia estrías por trazos de puño y letra.
Huele a hoja en blanco y tiene matices cobrizos
como si las palabras hubieran destilado la sangre del creador.
Cuando se desprenda del momento
y de los ojos engatusados que la ven en cada una de sus formas,
se cargará de verbos y de versos.
Para entonces el diccionario de su cuerpo
tatuará de piel y huesos el don del hombre.




[Nacido de lo inspirado por el poema Palabras, de Luis RománMenéndez]


22 mar. 2016

138. Apaciguados aleteos




[de Issei Suda]

Nada cambia, todo parece igual en este cortejo de días donde el sofocante calor, el ahogo de las horas, parecen inacabables. Sólo la compañía de algún exótico intruso me hace despertar de este sueño anclado en el tiempo, entre las olas verdes de una playa de interior. También el llanto de Matsuda parece el mismo roto de siempre. En su corazón arde todo, en una explosión concentrada. Y entonces el frío se apodera de su periferia, incluso de los recuerdos, con una fina capa de hielo amargura.

Quisiera que nos tomaran por locos diferentes, y que el amanecer me mandara a su cama convertido en un asesino para hacer cosas de no creer con ella. Amasarle el cuerpo mientras le veo bien el miedo. Lástima de ese influjo casi ausente que ejerce sobre mí, y de la tersura de su piel. Cordero me hace antes de arribar a sus puertas.



(diario del maestro Tokugawa)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...