"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


20 may. 2016

146. El día


[Gina Lollobrigida y Milko Skofic, de Jack Garofalo -1958-]

El día ha llegado a mis ojos.
El día que muere es una lluvia dorada.
El día es tierno como el agua. Como el amor que nace.
El día es delgado y dulce. El día es amor.
El día es una espada. Una rosa caliente.
El día me dijo: Buenos días. Y amé al día.
El día estaba en tus ojos de fino oriente.
El día eran tus ojos oscuros. Tu clara sonrisa.
El día quiso decirme Adiós. Y no me dijo nada.
El día y tú habían llegado a mis ojos.
El día eras tú. Tú eras el Buenos días. Y el Adiós.
El día. Siempre el día. Es decir, siempre tú.


[poema de Efraín Huerta]



14 may. 2016

145. Fidelidad



Lo único entre mis ancestros y yo, tiempo yermo y desolado. Porque sigo abonando la tierra que conocieron. Por ellos y por mí misma. Porque el presente y el miedo al olvido se dieron la mano el día que faltaron de mi lado. Y aunque reconozco que esta fijación por ellos es insana; que este recorrer la distancia que me separa de ellos, camino del cementerio, ralla lo inverosímil, lo pide mi cuerpo. Y la cabeza le va detrás, consignando, en su baúl particular, los recuerdos que, llegada mi hora, les tendré que mostrar. No quiero que se pierdan nada. Por algo me quedé yo en esta parte del mundo.

[de  internet]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...