"De vez en cuando te daré una leve historia, un aria melódica y cantabile para romper este cuarteto de cuerda mío, una parte figurativa para abrir un claro en mi selva nutricia." . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . [Agua viva, de Clarice Lispector]


17 ene. 2018

157. Cortando las aguas




[Palazzo Dario, Venecia, de Simon Marsden]

Porque quiero estar en otra parte. Entre tropelías de camaradas, o siendo mezcla de añil al filo de cualquier atardecer rosado. Quiero prenderme en hebra de esparto al cuello de tu cazadora y, sobre tus alas de cielo, estremecerme como sólo las nubes saben. Y, sin embargo, mis ilusiones se pudren. El agua sigue borbotando bajo mis pies, repican las ondas contra los cimientos y me hundo en el olvido más absoluto. Los canales entonces reverberan y el metal de tu avión se posa sobre nuestras cabezas, sobre el pozo de mi cautiverio y… y… [i l e g i b l e]… áureo reflejo divino que precede la derrota.



Palabras empapadas en sudor, enfermas, con una demencial sonrisa cayendo de soslayo sobre las líneas apretadas. Palabras rotas, en un intenso crujir de huesos. Náusea que llega, que acongoja los sentidos. La lluvia de hace un rato salpicó la ventana de un lodo oscuro. Las escaramuzas entre las gotas, presagios de muerte.
Penzo ruge, ávido de guerra.
 




6 comentarios:

  1. Siguiendo tu huella, voy volviendo a tejer esta trama entre onírica, devastadora. Esta última entrada especialmente me pareció estremecedora. La leo y la releo,y su belleza traspasa.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias son eso muchas veces: devastadoras. Y los talantes no pueden más que dejarse arrasar y esperar a que todo cure... por fin.

      Eliminar
  2. Fuego... pasión
    Agua

    Aire


    ... tierra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vida, muerte
      o

      muerte
      y más muerte

      pese a la propia vida

      Eliminar
  3. Promesa y recompensa, una delgada línea mantiene la esperanza de un mañana.
    Desde el fondo de una trinchera también se sueña, y se dejan tantas cartas por escribir, que serían mucho más que una novela.

    Suena un trueno,
    siempre precede al rayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la tormenta que deja una vida sobre otra, el mañana precede a la noche, cierto, pero no lo es menos el terror que queda al fondo de un deseo cumplido. Difícil desperdigarse entre los trinos de un nuevo día cuando se ha querido morir en brazos del sueño.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...